Cómo limpiar un piercing

Los piercings requieren un cuidado delicado mientras se curan. Tanto la zona del piercing como la de las joyas deben mantenerse limpias para evitar cualquier irritación o infección. Seguir los pasos que se indican a continuación te ayudará a mantener tu nuevo piercing limpio y libre de gérmenes. Se recomienda que limpies un nuevo piercing 2 o 3 veces al día.

Lo que necesitarás:

  • Jabón para manos
  • Fregadero
  • Bola de algodón
  • Hisopo de algodón
  • Gasa
  • Salina sin ADITIVOS
  • Sal marina
  • Taza pequeña

El proceso de limpieza:

  1. Comienza lavándote bien las manos con el jabón de manos. Asegúrate de que toda la suciedad sea removida para que no se transfiera al área perforada.
  2. Llene la pequeña taza con una pequeña cantidad de solución salina. Puedes hacer tu propia solución salina mezclando ¼ cucharadita de sal marina común (asegúrate de que no se añada yodo) con 1 taza de agua tibia. Revuelva hasta que se disuelva.
  3. Si tu piercing está en un lugar que puede ser completamente cubierto por la boca de la copa, entonces llena la copa aproximadamente hasta la mitad y colócala sobre el piercing para formar la succión.
  4. Deje que esto se siente por unos minutos si es posible.
  5. Si el piercing no está en un lugar liso (y no se puede usar el método de la copa arriba), simplemente humedezca una bola de algodón o un hisopo de algodón con la solución salina y aplique suavemente la solución al piercing.
  6. Querrás asegurarte de humedecer lo siguiente:

    • Agujeros de entrada
    • Agujeros de salida
    • Bordes interiores de las joyas
    • Bordes exteriores de las joyas
  7. Deje que la solución se asiente durante unos minutos para aflojar cualquier acumulación endurecida y límpiela suavemente.
  8. Seca el área con una gasa limpia dándole palmaditas suaves. Evite frotar, ya que esto irritará la zona y puede ser doloroso.

Consejos adicionales

  • Siga todas las pautas e instrucciones dadas en el momento de su perforación. Si las instrucciones para el cuidado posterior difieren de las instrucciones anteriores, use las instrucciones que recibió.
  • Evite el uso de alcohol o peróxido de hidrógeno, ya que son demasiado duros para estas zonas sensibles y pueden causar irritación.
  • Evite el uso de lociones y cosméticos alrededor de las zonas de perforación hasta que se curen.
  • Hay muchos gérmenes en tus manos, así que evita tocar tu piercing a menos que lo limpies.
  • Mantener el cuerpo sano ayudará a que el piercing se cure más rápidamente.

Deja un comentario